Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

por José Pinto y Manuel Vega O. | 26.04.2010
San Fernando, gracias a la iniciativa y creatividad temeraria de algunos de sus vecinos, está a punto de convertirse en La Meca de las acciones estrafalarias, inusuales, singulares, inusitadas.

Durante el verano un locutor de radio Tropical Latina, con el fin de proteger su epidermis de los letales rayos ultravioleta, que se ensañan con la Región de O'Higgins, transmitió arropado sólo con calzoncillos chinos, que, por estar fabricados en papel de arroz, en la práctica le dejaban las criadillas al aire.

Hoy el mismo personaje, Osvaldo Rojas Iturriaga, más conocido en el éter como el "Tío Churro", está dispuesto a reincidir en sus extravagantes afanes profesionales.

Transmitirá su programa "Liderando la Mañana", durante 24 horas, desde un tétrico ataúd, y culminará su funesta actuación con un funeral a la chilena.

SÓLIDO
"Hasta ahora, que se sepa, nadie se ha atrevido a ser velado en vida", dice el singular personaje.

"Mi muerte a través del dial 93.7 FM tiene un fin loable: Reunir alimentos no perecibles para los damnificados por el terremoto del 27 de febrero, y celebrar dignamente un nuevo aniversario de nuestra emisora, que la escuchan hasta los descarnados que moran en el Purgatorio. En el Cielo tienen su propia música, con arpas y cánticos gregorianos, y en el infierno en la señal se escuchan sólo llantos y alaridos. Música satánica", explica el necrófilo animador radial.

La Cuarta, la post mortem, acompañó a Rojas hasta la empresa Funerales Farías, "su casa, atención diurna y nocturna. Ninguno de nuestros clientes se ha quejado al Sernac por nuestros servicios".

Allí el Tío Churro eligió un catafalco a su medida, confeccionado en ébano bien blandito, forrado en seda de Tonkin, con almohadón de pluma de jote y manillas de bronce colonial.

Luego de probárselo, Rojas quedó satisfecho e incluso encargó uno igual para cuando le llegue el guadañazo. "Lo pagaré en cuotas", dice. ¡Larga deuda, amigo locutor!

- ¿Y qué piensa tu familia de esta locura?

- Nada. Se matan de la risa al ver tanta locura. Si Chile me conoció en calzoncillos, ahora me recordarán vestido con un terno de palo.

RÉQUIEM
El fúnebre espectáculo se iniciará con la transmisión y proseguirá con un cortejo por el centro de San Fernando, a bordo de una carroza recién lavada y con neumáticos nuevos.

El féretro será llevado hasta un local donde se efectuará el velatorio a la chilena. Allí los deudos deberán depositar, en vez de calas y gladiolos, alimentos no perecibles. Las honras fúnebres serán amenizadas al estilo campestre con cazuelas, asados, tortillas con chicharrones y harto copete. Se contempla un gloriado de miedo. Tintolio, pipeño, chelas bien heladitas, aguardiente de Doñihue, chuflay y, para las damas, enguindao, menta frapé, consomé y una tacita de café.

Fuente: La Cuarta - El Diario Popular
Enviado por Mauricio Puzzi, Chile
(Yimber Gaviria, Colombia)


0 comentarios:

Publicar un comentario

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +