Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

..
lunes,, 05 de abril del 2010



Tras el informe difundido por La Industria acerca de la existencia de otras antenas de radiodifusión que representan un serio peligro para los trujillanos, ayer algunos vecinos decidieron insistir en sus denuncias, argumentado el nulo resultado de las conversaciones con los propietarios de las polémicas estructuras metálicas. 

Este es el caso de la urbanización Huerta Grande, donde las cuatro antenas, tres de radio (Radio Mar, Radio Estrella y Radio María) y una de televisión (Frecuencia Latina), amenazan constantemente la seguridad de las personas, pues aún no desaparece de la memoria, el recuerdo de la caída de las antenas de Panamericana Televisión y radio La Grande –la semana pasada– derribadas por los fuertes vientos y la falta de mantenimiento.

TRES EN UNO
Este hecho se agrava porque las tres antenas de radio se ubican en la azotea de un edificio ubicado en el jirón La Constancia Nº 296 y según los moradores fueron colocadas sin la autorización expresa de sus dueños.

"Las antenas tienen más de veinte años aquí y desde entonces toda la estructura del edificio peligra. En algunos lugares se han formado grietas y la incomodidad es general", expresó Julio Burga Alvarado (66), vecino del departamento Nº 402, ubicado exactamente debajo de una de las antenas.

Según Burga Alvarado, el malestar ha llegado a tal punto que parte del cableado que sostiene al coloso metálico de Radio Mar alcanza al tragaluz de su propio baño.
 (Foto: C. Flores H.)

"Prácticamente se han adueñado del edificio", manifestó, no sin antes anotar que los perjuicios causados en la construcción de su departamento le han causado más de un dolor de cabeza.

"Cuando llovió toda el agua pasó a mi casa por las grietas formadas. Todo el edificio está cediendo por el peso (de las antenas) y puede hundirse", argumentó. "Nosotros exigimos como vecinos que estas antenas sean retiradas por sus dueños".

QUE TAL ESTRELLA

Por otra parte, Rosemary Ortiz Palacios (34), del departamento Nº 301, expresó su inconformidad con lo que califica de "invasión". "Yo no puedo ni tender mi ropa con comodidad. Si la tiendo, debo estar a la expectativa para poder recogerla, porque casi siempre, los de Radio Estrella cierran la puerta de acceso a la azotea. Dicen que por seguridad de sus antenas y no dejan pasar a ningún vecino".

Refirió, asimismo, que la gente de las cuestionadas emisoras, tuvieron "el cinismo de pedirnos que saquemos la ropa que colgamos cuando Defensa Civil vino hace unos días a hacer su inspección o si no ellos la sacaban".

TRAFICAN CON ESPACIO AJENO
Ya indignado, Burga Alvarado, precisó que "los representantes de Radio Mar son tan sinvergüenzas que negocian un espacio que no es suyo". Así señala hacia las otras antenas un poco más pequeñas (Radio Estrella y Radio María). "Al principio era sólo Radio Mar, pero ahora están esas otras, que dicen que le pagan un alquiler".

Según precisaron otros vecinos, existe una orden fiscal para desalojar la azotea que deberían compartir las más de 12 familias que viven en este condominio. Sin embargo, la orden dictada hace casi tres años, no ha sido acatada.

"Ellos dicen (los representantes de las radios) que los primeros dueños del edificio autorizaron la instalación. Pero, la verdad es que nosotros nos opusimos y las antenas se colocaron sin consultarnos. Además, en veinte años no han hecho ni una sola mejora. Sólo en diciembre pasado pintaron el edificio, pero luego no han contribuido con nada", remarcó Burga Alvarado.  

Sin duda, estos vecinos están en pie de lucha, y así continuarán hasta que sus demandas sean escuchadas. Todo está en manos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones y Defensa Civil.

Por: José Tomás Luna Muñoz


http://bit.ly/cdV35B
Via Yimber Gaviria, Colombia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +