Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

Archi se alegra y seguro que las radios sobrevivientes a la catástrofe que dejaron las repetidoras en nuestro país, también respiran aliviadas. ¿Qué pasará con Rock and Pop, Pudahuel o Radio Corazón?
    El terremoto del 27/02 fue una clara muestra de que las repetidoras no suelen ser un gran aporte a la sociedad, porque potencian el centralismo, olvidando las diversas realidades de un país con necesidades e intereses distintos 

    Iberoamericana tiene 37 concesiones en nuestro país, de las marcas que más se recuerdan -sobre todo en la capital- son las siguientes emisoras: Imagina, Concierto, Futuro, Pudahuel, ADN, RadioActiva, Rock and Pop, Radio Uno, FM Dos, Radio Corazón y 40 Principales. 

    El viernes recién pasado la Subtel suspendió las concesiones radiales a la Empresa Iberoamericana, que está bajo el mando de Prisa, una organización española, que -gracias a la norma de Reciprocidad en la Ley de Prensa- tendría autorización para comprar medios chilenos, solamente si en su propio país, grupos o personas chilenas están habilitados para adquirir un porcentaje similar de medios; y eso es justamente lo que se cuestiona. 

    Luis Pardo, el presidente de la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi), dijo a Cooperativa, que "confiamos en que la Subtel seguirá haciendo su tarea, irá a pedir los argumentos a la parte contraria, irá a solicitar los informes que correspondan a la Contraloría", agregando que esperan se demuestre que no hay tal reciprocidad. 

    "La ley señala que esta fiscalización tiene un plazo mínimo de seis meses que puede ser renovable, por lo que irá a durar lo que los informes y los antecedentes que requiera la Subtel sean reunidos", sostuvo Pardo, quien mantendría su lucha contra la monopolización de los medios en nuestro país. 

    1 Comentario

    Sergio Andaur Cancino:

    PUBLICADO EN: LUNES 31 DE ENERO 2011 04:23:54 PM

    Por lo menos es un paso que se da en ese sentido. Los medios de comunicación masivos, concentrados en pocas manos son peligrosos, no por el hecho de que sus propietarios sean perversos o conspiren en contra de la sociedad, sino que prevalece una sola visión sobre los hechos que preocupan al país, aún cuando se diga que se ejerce el pluralismo y la objetividad. La comunicación y la información son algo muy delicado que no debe estar en manos de unos pocos. Los grupos comunicacionales sólo se interesan en ganar dinero a través de la publicidad, ese es su negocio, legítimo, por cierto, pero afecta el modo en que las radios y demás medios de regiones se financian, ya que para una empresa es más fácil contratar un espacio publicitario en una red nacional de radio, que contratarlo directamente en las emisoras de regiones. 

    El Gobierno y los parlamentarios deben legislar para regular la pertenencia de los medios de comunicación masivos y respaldar a los medios locales, evitando que los conglomerados y grupos económicos avasallen a los locales. Los señores parlamentarios deben recordar que en sus semanas distritales son entrevistados por las radios, canales y diarios locales y no por los medios nacionales, donde, al parecer, poco importa la profundidad de los temas y sí mucho la farándula y el escándalo. 

    Lo mismo debe ser asumido por el público. Respaldar a los medios de su ciudad. Ahí está el aviso de utilidad pública, el servicio o la noticia que les afecta directamente. Ahí está la entretención y la gente que de verdad sabe lo que quieren. Créanme qe hacer periodismo o tener un medio de comunicación en provincia es un esfuerzo grande, como el que la mayoría de las micro y pequeñas empresas realizan día a día por contribuir al desarrollo de las ciudades. 

    ¿Qué pasaría si algún día los radiodifusores, dueños de periódicos o canales locales de TV no pudieran más contra las cadenas y conglomerados nacionales? Por cierto que lo lamentaríamos y estaríamos condenados a saber que hay un taco a las seis de la tarde en Santiago y no que un niño necesita sangre en el hospital local.
    Yimber Gaviria, Colombia 
    Vista previa


    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Infolinks

    Google+ Followers

     
    Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
    Política de cookies +