Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

Por Constantino Rojas Burgos - Periodista Invitado - 18/05/2012 
Recuerdo un 1 de mayo de 1987, al personal de Radio Pío XII instalando su equipo móvil en Pacata Alta, para hacer una transmisión radial por el aniversario de la radio con los mineros de Siglo XX que se habían establecido en aquella zona, después de la relocalización, fruto del modelo neoliberal implementado por el gobierno de Víctor Paz Estenssoro.
La radio parecía que también había sido relocalizada por el modelo neoliberal 21060, los campamentos mineros de Siglo XX, Llallagua, Catavi, Uncía se quedaban sin los mineros que habían estado siempre de la mano de la Pío XII que acompañaba sus jornadas de trabajo, sus luchas y sus reivindicaciones sociales.
Semanas y meses de crisis tuvieron que pasar en la Radio Pío XII. ¿Qué haría este medio de comunicación tan comprometido e identificado con los mineros de Siglo XX y del Norte de Potosí, con sus mineros que se habían ido a las ciudades del eje troncal? Un nuevo desafío se planteaba para los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, a la batuta de Roberto Durette, apasionado por los centros mineros.
Dejaron que la radio se quedará en Siglo XII, pero vinieron a la ciudad de Cochabamba detrás de sus oyentes. La cuarentona —en aquél tiempo— se quedó en las minas para reorientar su trabajo, dirigiendo su programación al sector campesino del Norte de Potosí, sin olvidar sus raíces con los mineros que pasaron a ser cooperativistas. Sus inquietudes que se fueron aclarando a través de la reflexión de la doctrina social de la Iglesia Católica.
Los ejecutivos y el personal comprometido con un medio radial, asumieron la decisión de instalar una emisora en frecuencia modulada 97.9 en la ciudad de Cochabamba, además de Oruro, para que los mineros relocalizados contarán con una compañera en un contexto totalmente adverso, por la coyuntura que vivió el país durante la aplicación del modelo que duró un promedio de 25 años.
El modelo neoliberal con la relocalización ocasionó la falta de empleo y de vivienda, la falta de acceso a la salud y la educación, que la radio Pío XII Cochabamba tuvo que encarar en su futuro trabajo, para que los mineros relocalizados tuvieran presencia y fueran visibilizados en la ciudad y la emisora pasaría a constituirse en el puente, el intermediador de sus demandas hacia las autoridades.
No bastó instalar equipos ni disponer de infraestructura, había que pensar también en el personal que se haría cargo de la producción y la programación de la radio, de modo que en sus inicios (9 de octubre de 1999) tampoco fue fácil para la Pío XII de Cochabamba. Tuvieron que traer sus propios locutores para que no abandonaran el estilo de hacer radio y que pudieran lograr la empatía con otra audiencia que surgió desde los barrios marginales y de mineros de otros sectores de la minería radicada en Cochabamba.
Han transcurrido doce años desde el 9 de octubre de 1999, —el inicio de sus emisiones— y la radio que se hace pueblo en la ciudad de Cochabamba, tiene un sitial de privilegio logrado a través del esfuerzo y del compromiso asumido por sus directivos para apoyar la región y su desarrollo.
En sus doce años, la radio Pío XII Cochabamba recibió un reconocimiento al mérito institucional otorgado por el Gobierno Autónomo Departamental y la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba, por su aporte en la defensa de la democracia y los derechos humanos de los bolivianos. Una radio junto a su pueblo.
 
FUENTE: Volver a Los Tiempos

Via @yimbergaviria

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +