Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

5 febrero, 2012 

Cabina de radio. En la actualidad. Con los implementos tecnológicos que le permite una mayor viabilidad de sus funciones. Antes, las radioemisoras no contaron con tanto adelanto técnico.

* Eran los tiempos en que la TV no tenía la influencia, como ahora
* Conoce divertida anécdota en La Casa del Abogado
Eran los tiempos en que la violencia y la intranquilidad no había azotado esta Hibueras. Era aquella apacible Honduras del ayer. La gente salía a bailar envuelta en la confianza en que las sombras de la noche no las traicionarían como cómplice de asaltos y muerte.
Los adolescentes de entonces se dejaban envolver por la moda juvenil de otros países. Aunque la incipiente televisión nacional (canal 5) aún no difundía los ritmos de moda, la radio hacia lo suyo y era el medio favorito de los de esa época.
AQUELLAS RADIOS DE AQUÍ
En la capital, Radio Centro ya tenía sus programas de música popular con marcada influencia mexicana. Dejaban escuchar a Enrique Guzmán, César Costa, Alberto Vásquez, Manolo Muñoz, Raphael, Angélica María, Rocío Dúrcal, Joselito, los Johny Jets y más.
Al final de los sesentas se impone una radio que haría historia: Radio Televisión de Emisoras Unidas. También, con menor cobertura pero haciéndole la competencia surgió otra muy buena: Radiópolis de la familia Lardizábal.
Las dos mantenían a su juvenil auditorio con una fina modalidad: Sólo música en Inglés. La Quinta dimensión, Boy Dylan, Chuck Berry, Elvis Presley, Los Beatles, Platters, Paul Anka, Tom Jones, Engelbert Humperdink, Percy Sledge, Diana Ross en ese entonces con Las Supremas, , Marvin Gaye, Aretha Franklin, Steve Wonder, Tempation, eran los favoritos.
Radiópolis era más flexible con su pauta musical. Ponía una que otra canción en Español predominando en ese tiempo un joven Julio Iglesias con su tema "No llores mi amor".
La primera estaba ubicada donde ahora son las instalaciones de canal 5 y la segunda frente  al entonces Palacio de los Ministerios, hoy Museo de Identidad Nacional (MIN) .En otra oportunidad hablaré detalladamente de quienes eran los locutores estrella de estas dos radioemisoras que hicieron historia y como operaban.
AQUELLA TV
Si bien Radio Televisión y Radiopólis, ambas  en su exitoso estilo y formato, sirvieron para que la juventud de entonces conociera y escuchara los grandes éxitos que movía la industria de la música a nivel internacional, la TV, en ese entonces, pasaba a segundo plano.
Las dos estaban al día del hit parade y así mantenían a su juvenil auditorio que pasaba impregnada de este medio. En este segmento, La TV no tenía entonces tanta influencia, como ahora.
La televisión nacional fue agarrando fuerza al ir apareciendo series como Rin Tin Tín (un perro), Patrulla de caminos, Lazzie (perra), Eddie el caballo que habla, Seven y seven Sunset Street, Mi bella genio, El llanero Solitario, Batman y Robin, Combate, entre otros.
En los barrios, no todos los hogares contaban con el aparatito de Tv, en ese entonces difundiendo en blanco y negro. Se dio el fenómeno que casas en donde tenían ese privilegio, sus dueños nos cobraban a los cipotes 5 centavos por ver las series de la pantalla chica. De 5 a 8 de la noche. Así cancelaron el precio del aparato.
Era hasta esta hora en que nuestros padres nos daban permiso-a todos los de la "camada"- para "andar en la calle"-como decían ellos. Eran los tiempos en que no habían celulares, no haba cable ,no había Internet…no habían redes sociales…todo era relax y más sano. Aunque no lo crean-comparada con la de ahora- aquella generación fue hasta más ingenua.
INFLUENCIA
Como les dije, la influencia venia de afuera a través de estos medios. Remontémonos otra vez a la música.  Los 60′s son, sin duda, la década donde más evolucionó.Quien puede olvidar a Bob Dylan, Los Beatles, The Who, Los Rolling Stones, The Byrds entre muchos otros.
Gran cantidad de personas  que se interesaron en la música y se dedicaron a hacerla mejor. Todo este movimiento, comenzado en los 50′s por Chuck Berry, Elvis Presley, Little Richard marcó a toda una generación.
Los años 50 fueron la época dorada del rock and roll y los adolescentes eran la nueva invención de los publicistas. La influencia de la nueva cultura juvenil se hizo patente en películas como Semilla de maldad (Blackboard Jungle, 1955), en cuya banda sonora se podía escuchar el éxito Rock Around the Clock.
Icono. Elvis Presley no inventó el rock & roll pero lo popularizó por todo el mundo con su intrépida (en ese entonces) forma de cantar moviendo las caderas. En Honduras aún tiene muchos seguidores.
Elvis Presley hizo su debut en la televisión estadounidense en 1956 en el programa The Tommy Dorsey Show y después de ello actuó en varias películas: Love Me Tender (1956), Jailhouse Rock (1957), Loving You (1957) y King Creole (1958). La encarnación de los deseos masculinos de los 50, Jayne Mansfield, protagonizó The Girl Can't Help It (1957.)
Los años 50 vieron nacer la cultura juvenil. Los adolescentes se desmarcaron de los gustos de sus padres y crearon su propia forma de vida. Por supuesto, tal acontecimiento tenía que contar con su propia banda sonora: el "rock & roll".
Presley fue el primer ídolo de masas de una música que evolucionó espectacularmente a lo largo de las siguientes décadas que siempre estuvo comandada por artistas anglosajones. En los 60s arrasaron The Beatles y The Rolling Stones, el folk de Bob Dylan y el rock urbano de "The Velvet Underground"
CASA DEL ABOGADO
Pero volvamos a nuestro terruño. Aquí también sucedieron "pasadas" envueltas en anécdotas que aquella generación recuerda. La muchachada esperaba día a día  los bailes del fin de semana. Durante la misma las orquestas y grupos juveniles de los sesentas y setentas practicaban la agenda musical en cada de alguno de sus integrantes para estar a tono.
Se alistan los trajes de "poplin", la vaselina para el "bucle" (cabello tirado a la frente) y se "chaineaban" (shine,brillo) los zapatos desde el viernes. Las condiciones para entrar eran estrictas: Caballeros: traje formal o semi -formal y las damitas con vestido de noche. Se reservaba el derecho de admisión.
Estrellas de los sesentas. Aquí en Honduras causaron sensación en esa época. Cuando Diana Ross aun pertenecía a "Las Supremas" Luego se separó para iniciar carrera como solista. Alcanzó el éxito. Aun su voz es escuchada en estaciones con pauta musical del recuerdo.
En más de alguna oportunidad muchos llegamos a las fiestas sin el saco requerido pero si con la corbata. Prestada, pero con corbata. Anécdotas hay muchas, como aquella que  como desde las azoteas de estos centros de bailes nuestros amigos nos tiraban el saco para que pudiéramos entrar.
Noche de rumba juvenil sesentera en La Casa del Abogado. Siempre ha estado ahí en la colonia 15 de septiembre. Llegamos un grupo de amigos entre ellos hoy un reconocido Director de un medio de comunicación. Nadie traía saco y no nos dejaban entrar. Ya cuando nos resignábamos a dar la digna retirada, desde la azotea del edificio nos saluda otro amigo. Era el ahora doctor Tito Livio Sierra quien andaba bien "trajeado".
¡Tiranos el saco que no nos dejan entrar! Le gritamos. ¡Zas! lo tira. Entra el primero. Sube a la azotea. ¡Zas! El mismo saco viene otra vez para abajo. Pasa el segundo. Entramos 10 con el mismo saco.   Jaime Paredes, ahora un prominente ingeniero residente en Miami, nos contaba que sonoras carcajadas recibían a cada uno en la azotea.
Fijate –cuenta-que el portero de la fiesta de tanto ver el mismo saco pero en diferentes personas le dijo al otro compañero: "Put… como que ese estilo y color de saco está de moda… se "pulió", porque ha de ser del mismo sastre " (¡)
La cosas no termina. "Hasta el sol de hoy" Tito Livio no sabe quien le "huevió" el tal saco…de moda… (¡!)
Otra HUELLA en el camino de un largo y prolongado trajinar…
(Comentarios y más a mi correo: camtute@yahoo.es)

Tomado de: 
La Tribuna Online
 
Via Yimber Gaviria, Colombia

0 comentarios:

Publicar un comentario

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +