Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

La Bitácora  5 mayo, 2012 
Jonathán Rousell

 El veterano periodista yoreño Jonathán Rousell ha cambiado de "vidriería"; ahora, sus oyentes, que son muchos en todo el país, lo están escuchando en Radio Cadena Voces.
Su programa "Vidrio Molido", con su sello inconfundible, se trasmite en horario de 1.00 a 2.00 de la tarde de lunes a viernes, compitiendo con espacios de opinión de otras empresas de radio que también tienen buena audiencia a esa hora.
Lo mejor de Jonathán, es que sus radioescuchas lo siguen a cualquier casa de radio o televisión que vaya, confianza de la que no todos los conductores de programas gozan o se pueden preciar.
La diferencia de Jonathán con algunos conductores de espacios de "opinión", es que él se los "come" con su habilidad para que su programa no sea más de lo mismo el siguiente día, como sucede con muchos periodistas que, por su bajo nivel cultural, no cambian para nada.
Hay periodistas que el programa de ayer fue casi una copia al carbón de hace cinco, diez o más años. Son de esos comunicadores que trabajan con frases hechas o los mismos estribillos, pero buscan ganar audiencia gritando o volviéndose agresivos y soberbios con los personajes a los que entrevistan.
Jonathán, con todo lo duro, irónico o mordaz que pueda ser en algún programa contra alguien, es un periodista que está informado de todo lo que ocurre dentro y fuera del país.
Eso en buena parte es producto de su formación profesional, que va desde maestro de educación, pasando por Filosofía, lo que estudió en Guatemala, hasta periodista que ha trabajado en prensa escrita, radio y televisión.
Es piloto de aviación y ha ejercido como corresponsal de prensa internacional, para citar algunas de las actividades de su vida, por la que ya ha transitado más de siete décadas.
Valiosa la adquisición que ha hecho Radio Cadena Voces, que no terminaba de encontrar un buen programa entre la 1.00 y las 2.00 de la tarde para competir con las dos grandes cadenas, HRN y Radio América. Buena por Jonathán!
Gabriel García Ardón
Gabriel García Ardón
El popular Gabriel García Ardón, conocido en la "Ciudad de los Zorzales" como "Teletapas", "Pancho Pistolas" o "Gabo", se retiró el pasado lunes como director y conductor de Telediario, programa ante cuyas cámaras de Canal 7 estuvo durante 44 años, aunque su fundador fue Víctor Antonio "Tito" Handal a finales de los años 60.
Por lo que ha dicho en las últimas semanas, Gabriel, contemporáneo de Jonathán Rousell, se está retirando de Telediario, pero no de su profesión de periodista, porque tiene en mente otro proyecto.
Gabriel se parece con Jonathán en que si dejaran de seguir haciendo algo en su vida, seguramente que se morirían de tristeza o aburrimiento.
Con otro estilo de decir las cosas, Gabriel fue durante muchos años el periodista que más miraban los habitantes de San Pedro Sula y otras ciudades del norte y occidente del país, cuando no existían muchos canales, ni la tecnología satelital de ahora.
Por su forma a veces irreverente, Gabriel también se ganó muchas simpatías y hasta una que otra "maldición" de algún parroquiano al que en su programa le dio alguna sacudida.
Gabo no solamente ha trabajado para Telesistema Hondureño y Televicentro. También en Emisoras Unidas, tanto para HRN y Radio Centro en Tegucigalpa, como en Radio Norte, de San Pedro Sula, en calidad de director de noticias.
Ha sido narrador y comentarista de fútbol, aunque de lo primero se retiró tras una "palabrota" que dijo al aire en la narración de un partido en el Estadio Humberto Micheletti, de El Progreso.
"Pancho Pistolas", de quien su pasado guarda una historia de aprendiz de guerrillero con intenciones golpistas en los tiempos de Armando Velásquez Cerrato, es de los pocos periodistas hondureños que ha vivido los cambios del periodismo hondureño desde los años 50 a la actualidad. Anduvo enmontañado y fue a dar hasta Nicaragua.
En sus inicios en Telediario, tenía una forma peculiar de presentar los anuncios de algunos de los patrocinadores del programa, que entonces era en blanco y negro.
Con algunos de esos anuncios acuñó frases que todavía son de uso diario entre muchos compatriotas de la vieja guardia y uno que otro chavo de la zona norte.
En Telediario, al momento de anunciar la marca de una camisa, decía que lucía "piquetero", por galán, y mostraba detalles del cuello y los puños de la prenda de vestir.
Posiblemente la frase que más identificó a García Ardón fue una combinación de dos firmas comerciales, la de Vidrios y Metales con la de Savory, una fábrica de helados.
Despedía Telediario diciéndole a sus telespectadores "Ya tu Savory, ay nos Vidrios y Metales mañana".
Aquella forma de anunciar hizo que muchos sampedranos, entre familiares, amigos y vecinos norteños emplearan la misma frase para despedirse, o simplemente "Ay nos vidrios" por "Ay nos vemos".
Durante las más de cuatro décadas al frente de Telediario, Gabriel se retiró por casi dos años para ir a probar suerte a Canal 11 y Canal 6, pero se dio cuenta que su "amor eterno" era Telesistema Hondureño.
Con todo y lo "bufón" que a veces aparenta ser, Gabriel tiene muchas debilidades y hay cosas que le causan pánico, como viajar en avión, peor si el vuelo resulta algo turbulento.
Hace muchos años, nos tocó ser compañero cercano de asiento en un vuelo de SAHSA de Miami a Tegucigalpa. Cuando el avión sobrevolaba el Golfo de México, un mal tiempo lo sacudió y lo hizo descender varios metros, lo que nos asustó a todos.
Algunos pasajeros, en su mayoría mujeres, gritaron. Gabriel se puso pálido y comenzó a orar y "bajar" todos los santos del cielo.
Las sacudidas continuaron con menor intensidad, pero la mayoría de los pasajeros nos tomamos con más calma la situación, porque son cosas normales en cualquier vuelo. Gabriel no, siguió orando, mientras varios de los pasajeros, algunos amigos suyos, se reían de él.
Al llegar a Toncontín, aplaudió y dio gracias a Dios. Al bajarse del avión emuló a los Papas que besan el suelo del país al que llegan.
Acto seguido se dirigió a los que se burlaban de su miedo en los aviones y les dijo, con sus afiladas "tapas", hasta de lo que se iban a morir, provocando una hilaridad que entre algunos pasó por aduanas y continuaba mientras esperaban taxi para ir a sus casas.
"Aquí es bonito estar", repetía el Gabo, hijo de San Juancito, Francisco Morazán, al tiempo que saltaba en la pista, anunciando que a San Pedro Sula regresaba por tierra "porque es más seguro hijos de p…".
Le deseamos muchos éxitos a Gabo en su nuevo proyecto.
A ustedes, mis siempre queridos y fieles lectores, el saludo más cordial, y hasta la próxima.
FUENTE:Haz Click aqui
Via @yimbergaviria


 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +