Translate

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

.

ShareThis

José Luis Gavira en la celebración del Día de la Madre Izcanal, en 2010. Foto Diario Co Latino
Rosa Hilda Rivas Cortez 
RTV Izcanal-Diario Co latino

Este 3 de Mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, día que se nos adelantó José luís Gavira González, queremos evidenciar parte del trabajo y lucha que hizo este internacionalista por la democratización de la palabra y de las comunicaciones en El Salvador.
José luís Gavira González nació el 14 de Abril de 1957, en San Roque, situado en el extremo suroriental de Andalucía, España.
Llegó a El Salvador a finales de 1991, tras la visita que hiciera  Roselia Hernández, líder comunitaria, a España y presentara  las diversas necesidades de la Comunidad Nuevo Gualcho, Nueva Granda, Usulután, a organismos de solidaridad internacional, entre ellas a la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA).
"Le conocí en medio de un grupo de españoles, platicamos con José Luís sobre la diferentes necesidades de la comunidad, como la falta de un medio de comunicación" Recordó Roselia Hernández, ex presidenta de Nuevo Gualcho.
Llegó a Nuevo Gualcho meses después que Hernández regresara de Europa, la pobreza, marginación, la diversa violaciones a los derechos humanos, despertó en él mayor conciencia social.
El espíritu y el entusiasmo de apoyar le llevó a tener una participación activa en todos los proyectos de desarrollo de la comunidad: fue maestro y educador popular, motivó a los campesinos a hacer huertos caseros,  montó un taller de mecánica, gestionó y ejecutó proyectos de vivienda.

Con Lágrimas en los ojos y la voz entre cortada, Teodora Barahona, de unos 80 años, recuerda a José Luís y dice lo que significa para ella y para la comunidad:
"Le fuimos poniendo un gran cariño como que si fuera un hijo. Él soportaba el gran calor y yo decía, vaya caramba esta gente que viene tan re buena y aquí somos pobres y todo eso, él sirviéndonos… Es una bendición de Dios. Si no hubiera sido él ni casas tuviéramos", recuerda. En 1992, Gavira  presenta la idea de montar una radio de circuito cerrado con tres bocinas ubicadas en los tres sectores de la comunidad; con un equipo rudimentario se hacen las primeras pruebas de transmisión y desde el primer momento se llamo Izcanal. 

Aquel transmisor de 15 watts de potencia que él había traído ¡funcionó! La motivación de José luís creció e incentivó a varios jóvenes a formar parte de aquel proyecto de vida. El 14 de febrero de 1993, en uno de los cuartos de la hacienda Gualcho, José Luís y ocho muchachos y muchachas de la misma comunidad hacen las primeras transmisiones, toda la comunidad estuvo a la expectativa de aquella novedad.

La grabadora de manos que simulaba el micrófono les  generaba a los jóvenes inseguridad, pero podía más las ganas de ser escuchados… así comenzaron las primeras transmisiones.

Las dos horas de  programación de la radio era variada: infantil, musical, avisos sociales, saludos, noticia local, nacionales e internacionales a través de un enlace con radio exterior de España.
Los jóvenes fueron apoyados con capacitaciones. Monserrat, periodista española, y Rodolfo Martínez, periodista salvadoreño, se encargaron de enseñarles de cómo hacer los primeras prácticas y programas en radio.
Simultáneamente a este proyecto se desarrollan otros esfuerzos de radios comunitarias en el país; José luís no vacila en ser fundador de la Asociación de Radios y programas participativos de El Salvador ARPAS.

En 1994 se decide trasladar  la emisora al municipio de Nueva Granada, para facilitar la comunicación a  más comunidades rurales marginadas y aisladas de los medios tradicionales de comunicación.

Contar con energía eléctrica, servicio telefónico y el reconocimiento de las comunidades rurales, llevó en aumento la proyección de la radio. En este año la emisora comunitaria jugó un papel fundamental en los primeros comicios, en los que participo por primera vez, el Frente Farabundo Martí para la liberación Nacional (FMLN).
Pese a no contar con una frecuencia legalizada, la emisora comunitaria seguía acompañando a las comunidades y facilitando la comunicación en proyectos significativos como la transferencia de tierras.

El proyecto radiofónico se planteó nuevos propósito y desafíos; José Luis, a través de La Asociación de Radios y Programas participativos de El Salvador presenta la documentación a la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones SIGET.

De manera sincronizada acompaña a la comunidad Nuevo Gualcho en diferentes proyectos de desarrollo, asesoría a líderes, lideresas, apoyo a organizaciones campesinas,  de mujeres, de jóvenes. 

"Para mi, José luís se destacó en la asesoría a los líderes de la comunidad. Apoyó a los diferentes organizaciones  jóvenes, mujeres, ADESCO; contribuyó al desarrollo comunitario", enfatizó, Roselia Herrera, Presidente de la Asociación Izcanal.

Su sueño más sentido era la comunicación comunitaria, en ese empeño, sufrió diversas adversidades y tuvo que ingeniárselas para superar problemas de tipo legal, económica y técnico. 

Oscar Pérez, Presidente de la Asociación Mundial de las Radios comunitarias en Centro América (AMARC), recuerda las iniciativas y el trabajo de José Luís por la democratización de la palabra y las comunicaciones. 

"El hecho que no existiera, no es que hubiera un problema técnico, la no existencia de las radios se debía a una falta de voluntad política, porque les demostramos de que técnicamente era posible que funcionaran las radios, fue tan grande la alegría porque les quitábamos el caballito de batalla principal a los de ANTEL y al gobiernos de derecha de ese momento y lo celebramos muchos con José Luís" Relató.

Las amenazas y hostigamiento fueron tan grandes que el 4 de diciembre de 1995, el gobierno ordena a la Policía Nacional Civil el decomiso del equipo de todas las radios comunitaria. Pero José luís siguió encabezando la lucha para lograr la legalización de la radio. Así fue que en 1998 se logró la asignación de la  frecuencia 92.1 para todas las radios comunitaria de El Salvador.

"José Luís fue uno de los pioneros de la comunicación alternativa en el país, fundando la radio, pero también aportando a ARPAS y a las otras radios comunitarias. Aquí en  El Salvador hemos tenido medios de comunicación totalmente privados, comerciales, que han respondido a los intereses de la oligarquía, de los ricos, pero con las radios comunitarias se responde a los intereses de la mayoría, de la comunidades populares. Y ese aporte se lo debemos a José Luís", Puntualizo Alcides Herrera, Director de TRV Izcanal.

Para ese año, ya se contaba con la personería, reconocida legalmente como Asociación Izcanal; año de pasos trascendentales,  se logra la aprobación del proyecto de construcción del local de la radio, se hace el primer Festiva de la Comunicación, Cultura y Arte comunitario.

José luís Gavira sigue liderando este esfuerzo, se presentan más retos, más desafíos,  el personal de la radio crece, hoy no son solo jóvenes de Nuevo Gualcho sino de comunidades y municipios aledaños.

Gavira y  el personal de la radio se enfrentan a situaciones difíciles como, terremotos, inundaciones, violencia social, violación de derechos humanos, fraude en comicios, pero no se flaqueó en hacer presencia en todas comunidades dentro de la cobertura de Izcanal.

Entre el 2000-2004 La radio había alcanzado casi un éxito total, entonces surge la inquietud de incursionar en la televisión comunitaria.
Francisco Valencia, director de Diario Co Latino, reconoce el  trabajo y el éxito que radio Izcanal ha obtenido, un reconocimiento que no solamente se queda a nivel nacional sino que trasciende a nivel Latinoamericano.

 "Obviamente, conozco el trabajo que José Luis vino a dejar a El Salvador, porque como director de Diario Co Latino, también medio alternativo, supe de todo el esfuerzo técnico, académico que  vino a realizar, para desarrollar la radio comunitaria en El Salvador. Y me alegro que en un momento me anunciara el proyecto de televisión comunitaria", recordó.

José luís Gavira deja plantadas las bases sólidas para seguir en la lucha por la democratización de las comunicaciones, el reto es continuar y seguir fielmente los pasos y legado que este hombre nos deja al personal de la radio y la televisión Izcanal, a la gran familia Nuevo Gualcho y al pueblo salvadoreño. 
FUENTE:DiarioCoLatino.com
Via @yimbergaviria
 

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Infolinks

Google+ Followers

 
Este sitio utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +